Por favor comparte...

De acuerdo con una empresa de consultoría, el menú debe expresar la personalidad de tu restaurante, deben centran los objetivos generales de la empresa, promover su rentabilidad y atraer a clientes.

Para lograr estas metas y hacerlas bien, tienes que concentrarse en el diseño de tu menú. No es tan simple como una lista de tus platos y sus precios. Hay que pensar en ello.

En este artículo, nos fijamos en la psicología del diseño del menú, y por qué es tan importante.

El triángulo de oro

Echa un vistazo al menú de tu restaurante y tomar nota hacia donde van tus ojos.

Para la mayoría de la gente, para empezar la mirada va hacia la zona media del menú, luego a la esquina superior derecha y, finalmente, a la esquina superior izquierda.

A esto se le denomina triángulo de oro.

En estas zonas son donde debes insertar los platos con los más altos márgenes de beneficio. Esto no significa necesariamente que sean los platos más caros, sólo los más rentables.

Se puede considerar estas áreas como  zonas de alta rentabilidad.  Si colocas estos platos en estas áreas, y no cumples con tus objetivos de rentabilidad, considera probar otros platos en esos puntos.

Vale la pena supervisar el progreso para que sepas lo que realmente pertenece al Triángulo de Oro y lo que no.

Por último, en cada área del Triángulo de Oro, puedes incluir más de un plato. Sólo ten en cuenta que el primer plato y el segundo son generalmente los platos más vendidos, y lista el resto en orden descendente.

El color es fundamental

Otra forma de utilizar la psicología a tu ventaja en el diseño de tu menú es con el color.

Estos son algunos consejos básicos cuando se utiliza el color:

Cuando tus clientes ver el color verde, les hace pensar en alimentos frescos,  verdura fresca recogida del jardín.
Cuando los clientes ven el color naranja, les estimula el apetito. El naranja es un color divertido, ligero con deliciosas cualidades. Además, el color estimula el cerebro aumentando su suministro de oxígeno. El naranja también se asocia con la comida sana.
El amarillo hace feliz a la gente, y se puede utilizar en tu menú para captar la atención del lector. El amarillo también puede estimular el apetito en un restaurante.

El rojo es un capturador de atención. Hace que la gente tome nota. Puedes usar el rojo para guiar a la gente a los platos que realmente quieres que pidan.

El uso del signo del euro

Cuando se trata de los precios en tu menú,  la forma como lo muestres es importante.

Una fuente dice que la eliminación del signo del € de un menú, hace que la gente gaste más dinero.

¿Por qué es esto? Al quitar los signos de €, quitas el valor “verdadero” o percibido de la comida. Simplemente el cliente no siente como que está gastando dinero cuando los signos de € desaparecen.

La misma fuente continúa diciendo que deletrear el precio – diez euros en lugar de 10 – hace que los comensales gasten más.

Otras maneras de conseguir que tus clientes gasten más incluyen:

Insertar  algunos platos muy caros en tu menú, incluso si no siempre los sirves. Esto hace que los demás elementos de menú parezcan mucho más baratos.

Finalizar los precios con 0,95. Por ejemplo, hacer que la hamburguesa valga 10.95 en lugar de 11. Este precio parece menos costoso, aunque en realidad no lo es. Mantente alejado de los precios que terminan en .99 ya que parece barato.

platos_menu

 

Diseño del menú de tu restaurante

La imaginación es una herramienta poderosa cuando se trata de diseño del menú.
Apela a la imaginación

Utiliza la descripción de los elementos de menú para jugar con la psicología de compra.

Utiliza descripciones creativas como “hecho en casa” y “creación de nuestro chef”  para atraer a tus comensales.

Mantente alejado de los superlativos porque son demasiado fantásticos de creer.

Otro truco es usar la nostalgia en la descripción. Es un conductor de gran alcance cuando se trata de los comensales.

Por ejemplo, “ Nuestro pollo a la plancha de la tía Isabel” en lugar de simplemente “pollo a la plancha”.

Esto hace que los comensales se sientan como si estuvieran pidiendo algo muy especial

Orden del listado de tus platos

Si tienes 10 elementos en la lista bajo una misma categoría, por ejemplo, platos de pasta, presta atención al orden de la lista.

Administra tu listado para que los elementos principales que deseas vender estén en los primeros lugares. La mayoría de los clientes piden inconscientemente ya sean de los dos primeros o la opción inferior en un menú.

Pon tus  platos más rentables en estos puntos principales.

Los señuelos son inteligentes

Hemos tocado este tema un poco más arriba, y queremos reiterar la importancia de guiar a tus clientes a pedir lo que tú quieras que pidan.

Puedes “manipular” a los clientes a pedir más platos si parece que están ahorrando dinero al no pedir el plato del menú más caro. Da la impresión que los otros platos son una ganga.

La gente entonces termina gastando más que el plato más caro.

¿A dónde va este señuelo inteligente? Ponlo en la parte superior para que los demás platos parezcan de mejor precio.

 

Pensamientos finales

La importancia estratégica del diseño de tu menú no puede ser subestimada. Un menú bien elaborado puede significar la diferencia entre ganancias y pérdidas.

Tu menú es algo más que una lista aleatoria de tus platos seguidos de precios y tal vez una foto.

Un menú planificado estratégicamente es fácil de navegar, hábil en la venta adicional y la mejor manera de promover los elementos del menú.

Por último, piensa en tu menú como su vendedor silencioso. Puede hacer el trabajo pesado por ti si lo has hecho correctamente.

Toma algunas de estas ideas y revisa tu menú. Si no te has fijado en la psicología del diseño del menú, quizás es el momento que lo hagas.

 

¿Tienes un menú online en tu web? ¿Es fácil de usar y atractivo para los visitantes de tu sitio web? Si no es así, o si deseas tener una página web puesta a punto y actualizable, ponte contacto con nosotros para una consulta gratuita. Nos aseguraremos de que tu menú este bien diseñado, que sea tentador y fácil de usar para tus visitantes.

 

 

Por favor comparte...